Elegir el mejor altavoz inteligente es una decisión importante en cualquier hogar, ya que el asistente de voz que escojas será el que acabarás utilizando para controlar todos los aparatos inteligentes que tengas por casa. Por ello, antes de decidir cuál es mejor lee esta guía que hemos preparado para que te decidas entre Google Home y Alexa.

Cuando llegas a casa, lo último que te apetece una vez que te has sentado en el sofá es tener que levantarte de él para realizar cualquier tarea: es mucho más cómodo decirle a tu Google Home (o altavoz Alexa de Amazon) que encienda la luz del salón, ponga Netflix en la tele, que reproduzca en Google Play Music la última canción de Leiva, o… que haga todo lo que se te ocurra, en realidad.

De un tiempo a esta parte, los altavoces inteligentes se han convertido en la base de cualquier hogar que aspira a tener la etiqueta de «conectado». Tanto Google como Amazon, así como muchas otras compañías tecnológicas, están apostando de lleno por estos dispositivos, y ofrecen soluciones la mar de variadas para poder ejecutar órdenes con un simple comando de voz.

A la orden de «Ok, Google«, o «Alexa«, se abre todo un mundo de posibilidades para pedirle a tu altavoz lo que quieras. Estos dispositivos han llegado para hacernos la vida más fácil, y una vez pruebas uno te das cuenta de lo útil que puede llegar a resultar para todo tipo de situaciones.

¿Qué es un altavoz inteligente?

Los asistentes de voz llevan mucho tiempo presentes entre nosotros –llevas años cargando con uno en tu bolsillo: tu smartphone tiene asistente de voz casi desde la llegada de estos terminales al mundo–, y el altavoz inteligente no es más que un nuevo formato para introducir la tecnología de asistencia de voz dentro de los hogares. Así, ya no depende de tu móvil sino que puedes tenerla siempre disponible en cualquier rincón del móvil sin necesidad de llevar el móvil encima.

altavoz inteligente

Por ello, podemos definirlo como un altavoz normal y corriente con una tecnología mejorada en el reconocimiento de audio: a diferencia de los altavoces convencionales (incluso aquellos que tengan funcionalidades de manos libres), los modelos inteligentes traen un mayor número de micrófonos para así, además de ser capaces de saber perfectamente qué dices, también puedan reconocer tu voz a mayor distancia. A mayor gama, más capaz será de escucharte a mayor distancia.

Pese a que los más populares son los modelos que fabrican las propias Google –con su gama Home– y Amazon –con su gama Echo–, hay muchas otras marcas que también distribuyen altavoces con funcionalidades inteligentes: utilizan los asistentes de voz de Google y Amazon, pero están fabricados por marcas como Samsung, LG y muchas otras.

¿Cómo funciona un asistente de voz?

En cuestión de poco más de dos años hemos descubierto lo que son los asistentes de voz y han pasado a formar parte de la vida de millones de usuarios a nivel mundial. Independientemente de la edad que tengamos, nos hemos acostumbrado a hablarle al teléfono. Nuestra comunicación es más rápida y la respuesta carece de retardo. Además, el reconocimiento de voz cada vez funciona con mayor exactitud. ¿Pero sabemos cómo funciona un asistente de voz?

Microsoft

El asistente de voz es el intermediario entre las ondas sonora y la información del código escrito. Recibe el sonido, lo procesa, analiza la solicitud, busca la respuesta y la devuelve al interlocutor mediante el sonido.

La petición que hace el usuario puede ser de toda clase: desde preguntar una calle a abrir una aplicación, leer un correo a pedir una canción, fijar una alarma a enviar un mensaje de voz a otra persona. En definitiva, se pueden realizar innumerables tareas mediante los asistentes de voz.

Siri, Assistant, Alexa…

Cada gran empresa ha ido desarrollando su propio asistente de voz para funcionar en sus dispositivos. Un trabajo titánico en el que es complicado saber cuál es el ganador en cuanto a efectividad, aunque quizá el más conocido siga siendo Siri.

IA voz

Cada uno de ellos se utiliza de forma masiva en los dispositivos de su marca creadora y todas compiten por lo mismo: hacer más humano lo electrónico. Ganar naturalidad en los comandos de voz, que hablar con estos asistentes sea como hacerlo con una persona, esa será la gran victoria para conseguir que los dispositivos sean parte de los hogares y un miembro más de las charlas que se tienen, un interlocutor que entienda contexto, tonos, melodía y acentuación.

Si hace dos años Jeff Bezos afirmaba que Alexa tenía más de 3.000 comandos en los Echo, hoy son incontables los comandos y respuestas que pueden ofrecer. La entrada al internet de las cosas se hace vía voz y cada día es más amplia esta puerta.

Para activar los asistentes de voz se cuenta con su propio código: Ok, Google, Alexa, etc. Pero seguramente esto irá cambiando poco a poco. No será extraño que llegue el momento en el que entre en las conversaciones o actúe sin necesidad de llamarlo.

Una inteligencia artificial que aprende de ti

Desde Apple siempre han dejado bien claro cuál era el modo de avanzar: ampliar conocimientos mediante el análisis y clasificación de las millones de peticiones que se realicen para que la inteligencia artificial aprenda qué se pide, cómo se hace y cuáles son las mejores respuestas.

Entrenar a una sola inteligencia artificial emite más CO2 que 5 coches en toda su vida

Si el cerebro humano se formó durante siglos, el exponencial crecimiento de los asistentes de voz se cuenta por días y meses y basta hablar con tu móvil para comprobar que cada vez es más extraño que responda que no te entiende o no encuentra la información.

Sin embargo, es un trabajo que nunca acaba y exige de una machine learning muy específica ante los cambios que se dan cada día en la sociedad, novedades léxicas o el habla. Un asistente de voz puede estar preparado, pero nunca estará acabado.

Especialización

Pero los asistentes de voz no solo tienen la función de entender la voz del cliente que ha comprado o utiliza un dispositivo en su día a día. No es raro pensar en asistentes de voz de vehículos que se encargan directamente de hacer un análisis del estado del vehículo, las carreteras o el clima. O un asistente de voz en un lugar (hospital, almacén…) cuyo objetivo es tan concreto como la función que tenga ese espacio. 

Ante la amplitud de mercado que significa colarse en todos los domicilios y vida de los clientes, tampoco se descarta como modelo de negocio el ayudar a empresas en la mejora de su funcionamiento.

Google Home vs Amazon Echo, comparativa de características

Echo Dot

Amazon Echo Dot

Si hay dos altavoces inteligentes que destacan sobre los demás, estos son Google Home y Amazon Echo. Son los más conocidos, vendidos y, probablemente, los que mejor cumplen las funciones que requieren los usuarios. Pero al preguntarnos cuál es el mejor de los dos se entra en una serie de factores complicados de dilucidar.

Sin duda, cada usuario siente cercanía hacia un sistema u otro. Del mismo modo que existe una pequeña confrontación entre los seguidores de Mac o PC, en muchas ocasiones el mejor es con el que uno se sienta más cómodo o el que primero se utilice: con el que se ha tenido el primer contacto.

Pero hay más diferencias de las que uno puede esperar, vamos a analizar ambos altavoces en distintos aspectos.

Una visión general de sus especificaciones

No hay mejor detalle para comprobar la competencia existente entre ambos altavoces que comparar los preciosGoogle Home Mini cuesta 59 euros y Echo Dot 59,99 euros. Después, hay distintas versiones de cada uno con precios variados, pero las diferencias entre ellos no son reseñables.

Del mismo modo, en un vistazo general, las similitudes son mayores que las diferencias en su versión más barata: de forma circular, con tonos blancos y grises, Echo Dot tiene leds de colores azules y Google Home Mini un aspecto más como los de toda la vida. Sin embargo, los modelos mayores sí tienen un aspecto más diferenciado y cada uno opta por una estética distinta.

Diferencias técnicas

En cuestión de conectividad, ambos son compatibles con gran parte de las marcas que fabrican electrodomésticos inteligentes, aunque en ese aspecto Amazon puede mostrar mayor conectividad. En cambio, si se tiene Chromecast o utiliza habitualmente Youtube, Calendar y otras herramientas de Google, lo normal sería optar por Google Home.

A la hora de sincronizar altavoces en distintas habitaciones, Google Home muestra una mayor sincronización, pero la diferencia entre ambos es mínima.

En cuanto al hardware de los distintos altavoces, se puede comprobar que Amazon Echo gana en calidad de sonido, tanto a la hora de emitir música como al escuchar. Los micrófonos de largo alcance de Amazon tienen mejor recepción en todos los aspectos.

Interactuar con el altavoz

Donde sí existe una diferencia más clara es a la hora de realizarle cuestiones generales. Al ser de una empresa fundada sobre un buscador, Google Home ofrece resultados más concisos y efectivos.

En lo que respecta a las aplicaciones, Google Home es compatible con un mayor número de aplicaciones de todo tipo. Quitando las propias de Amazon, supera con diferencia a la competencia. En cambio, los Echo muestran detalles poco coherentes, como su compatibilidad con Spotify pero no con la versión gratuita.

En cuanto a entender los mensajes de los usuarios, ambos tienen un gran porcentaje de acierto en todos los aspectos. Sean preguntas u órdenes, las diferencias entre los dos son mínimas.

Pero, ¿cuál es mejor?

En realidad no se puede responder a esto con claridad, no existe un modelo mejor que el otro de forma clara, pero sí en función de la actividad que vaya a darle cada usuario.

Por poner dos ejemplos, si se quiere para escuchar música, la calidad de Amazon Echo es superior; pero si el objetivo es tenerlo como fuente de información, lo ideal sería optar por Google Home.

Tal y como hemos informado, en sus versiones más básicas el precio es similar, pero luego en función de lo que desee cada usuario puede valerle con un modelo u otro. No nos podemos decantar por uno en concreto sin saber cuáles son las necesidades del usuario.

Toda la gama de altavoces Google Home

Los altavoces de Google son una de las grandes alternativas que encontrarás en el momento de plantearte la compra de uno de estos dispositivos. Funcionan con el asistente de Google, y la ventaja que tienen es que se pueden conectar directamente a todos tus servicios si los tienes asociados a tu cuenta de Gmail.

Google Home

Google Home llega a España

Es el altavoz por excelencia: se trata del modelo más completo (siempre que hablemos de altavoces sin pantalla) que encontrarás en el catálogo de Google, y es el que deberías comprar si quieres empezar en esto de los altavoces conectados por voz.

Se conecta a tu router por WiFi, es compatible tanto con móviles Android como iPhone y dispone de una superficie táctil en la que puedes ver a través de unas luces LED si está en funcionamiento (así como también ajustar manualmente el volumen). Por supuesto, cuenta con un botón físico para desactivar el reconocimiento de voz.